Historia

En 1987, Joan Badell Badell seducido por un trocito de tierra familiar i misterioso que le enamora, comienza a embotellar los primeros vinos y a plantar las primeras viñas en emparrado. Su hijo Raimon Badell Rosés, estudiante de enología y colaborador en todas las tareas emprende en 1999 la reconversión de la totalidad de la finca hacia el cultivo ecológico con apuntes de biodinamismo. 

Trabajando con uvas procedentes exclusivamente de viñas propias situadas a alturas que oscilan entre los 240 y 360 metros, al umbral del Parque Natural del Massís del Garraf, con parcelas en pendiente, suelos argilo-calcareos, y con una producción media de 3500 L/Ha. El clima es mediterraneo, templado por la proximidad del mar.